El libro de los médiums por Allan Kardec

El libro de los médiums por Allan Kardec

Titulo del libro: El libro de los médiums

Autor: Allan Kardec

ISBN: 1469922681

Allan Kardec con El libro de los médiums

El libro de los médiums por Allan Kardec fue vendido por £10.59 cada copia.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El libro está disponible en PDF, epub, audiolibros y muchos más formatos. El registro fue libre.

El Libro de los Mediums fue publicado por vez primera en enero de 1861. Segun su contenido, este libro es una Guia de los mediums y de los evocadores. Contiene la ensenanza de los espiritus sobre la teoria de todos los generos de manifestaciones, los medios de comunicarse con el mundo invisible, el desarrollo de la mediumnidad, las dificultades y los escollos que se pueden encontrar en la practica del espiritismo. Continuacion de El libro de los espiritus; por Allan Kardec. Esta obra trata de las manifestaciones espiritistas y de los mediums, por tanto, de la parte fenomenica del espiritismo, y lo caracteriza como ciencia de observacion que analiza las relaciones entre el mundo corporeo y el mundo invisible o espiritual."


Allan Kardec (n. Lyon, 3 de octubre de 1804 - m. París, 31 de marzo de 1869) fue el seudónimo del pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail, quien es conocido hoy como el sistematizador del espiritismo. En 1854 Rivail fue iniciado en un pasatiempo popular de mediados del siglo XIX: intentar comunicarse con los espíritus de los muertos. Quedó convencido de la existencia de una región espiritual habitada por las almas inmortales de los muertos y de que era posible comunicarse con ellas. Su “espíritu familiar” le informó que en una existencia previa, en el tiempo de los druidas, había vivido en la Galia y se llamaba Allan Kardec. Además, los espíritus le anunciaron por medio de diferentes médium que “habían llegado los tiempos fijados por la Providencia para una manifestación universal y que, como ministros de Dios y agentes de su voluntad, ellos tenían la responsabilidad de instruir e iluminar a los hombres, dando comienzo a una nueva era para la regeneración de la Humanidad”. Profundamente impresionado por todo esto, Rivail comenzó a ordenar una inmensa colección de escritos psicográficos que le proporcionaron sus amigos espiritistas. Empezó a asistir con regularidad a sesiones espiritistas, preparado siempre con una serie de preguntas que se le respondían por medio de los médium de “manera precisa, profunda y lógica”. Desde el mismo principio Rivail dejó claro “que los Espíritus, siendo simplemente las almas de los hombres, no tienen ni conocimiento supremo ni sabiduría suprema; que su inteligencia depende del progreso que hayan hecho y que su opinión no es más que una opinión personal”.