Juan Martín el Empecinado (Episodios nacionales) por Benito Pérez Galdós

Juan Martín el Empecinado (Episodios nacionales) por Benito Pérez Galdós

Titulo del libro: Juan Martín el Empecinado (Episodios nacionales)

Autor: Benito Pérez Galdós

Número de páginas: 298 páginas

Fecha de lanzamiento: August 8, 2010

Editor: pan, circo y ebooks

Benito Pérez Galdós con Juan Martín el Empecinado (Episodios nacionales)

Juan Martín el Empecinado (Episodios nacionales) por Benito Pérez Galdós fue vendido por EUR 1,04 cada copia. El libro publicado por pan, circo y ebooks. Contiene 298 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Al salir de Cádiz, Gabriel, que ya es oficial en el ejército regular, es destinado a apoyar a una partida de guerrilleros comandados por Vicente Sardina. Deja a Inés y Amaranta en Cifuentes, donde ésta posee una casa familiar. En las filas de la guerrilla conoce a pintorescos y recios soldados, como el terrible Antón Trijueque, antiguo sacerdote que se echó al monte para luchar contra los franceses.

Después de unos comienzos amables, se narra con toda crudeza la durísima vida en la guerrilla y las terribles condiciones de miseria en las que vivían los combatientes y la población civil tras años de guerra, con los pueblos saqueados una y otra vez por los desmanes de los franceses y de las partidas españolas.

Tras algunas escaramuzas, el grupo de Sardina, donde lucha Gabriel, cae bajo el mando directo de Juan Martín el Empecinado, célebre héroe nacional, de quien el autor traza un vivo retrato, a ratos heroico, a ratos divertido. Con el tiempo, algunos guerrilleros, encabezados por mosén Antón Trijueque, se sublevan y se pasan a los franceses. Trijueque odia a los franceses, pero se considera el mejor estratega de la historia y lucha contra una invencible búsqueda de notoriedad personal, de modo que comete su defección con la sola idea de poder destacar en el ejército francés, algo que le resulta imposible a la sombra de El Empecinado.

En una emboscada, las tropas de Juan Martín son sorprendidas y diezmadas por las de Trijueque. El Empecinado se despeña por un barranco en el fragor de la batalla, y Gabriel es hecho prisionero y condenado a muerte.

En la prisión, recibe la inesperada visita de Santorcaz, que le ofrece salvar la vida a cambio de pasarse al bando francés. Gabriel declina la oferta ofendido, y Santorcaz, creyéndolo hombre muerto, le da cuenta de sus planes: secuestrar a su hija Inés para vengarse de Amaranta.

Gabriel consigue esa noche fugarse de la prisión y se dirige a pie a Cifuentes, con la intención de llegar antes de Santorcaz y los franceses. Un cúmulo de desgraciadas circunstancias desbarata sus planes: cuando por fin llega a casa de la condesa, la encuentra postrada en la cama, sola y enferma. Inés ha desaparecido. Gabriel jura remover cielo y tierra hasta encontrarla y matar a Santorcaz.

Entretanto, corre la voz de que Juan Martín no ha muerto en la caída, y que se halla en la sierra reuniendo de nuevo a su ejército harapiento. Gabriel se une a ellos, y Antón Trijueque se entrega a El Empecinado exigiendo que lo fusilen. Juan Martín le conmina a arrepentirse y pedir perdón, pero el orgullo del sacerdote le impide hacerlo. El Empecinado hace lo que más puede dolerle a Trijueque: le perdona la vida y lo deja libre. Humillado y vejado por sus antiguos subordinados, el formidable y contradictorio Antón Trijueque termina por quitarse la vida.